5 consejos para empezar el nuevo curso escolar con energía

exceso de trabajo

El inicio del nuevo curso escolar suele ser un momento muy intenso. Nuestros nervios se ponen a prueba y los beneficios de las vacaciones se olvidan rápidamente. La vuelta a los compromisos profesionales, la rutina de las tareas cotidianas y las numerosas exigencias que nos plantean los nuestros pueden hacernos perder rápidamente el equilibrio, lo que provoca estrés, ansiedad, fatiga y tensiones corporales.

¿Cómo conservar la energía adquirida durante las vacaciones?

Aquí tiene algunos consejos para aprovechar al máximo la vuelta al cole y mantener el buen humor a largo plazo.

1/ Llénese de vitalidad con la alimentación

La alimentación es nuestra principal fuente de vitalidad, siempre que elijamos alimentos ricos en vitaminas y minerales y demos prioridad a las frutas y verduras. Así pues, ¿por qué no aprovechar la época de la vuelta a la escuela para adoptar nuevos hábitos alimentarios?

Para desayunar, evite el azúcar y opte por las proteínas, que son buenas para la concentración y la memoria. Huevos, aguacate, hummus o incluso sardinas… Da rienda suelta a tus deseos y añade pan integral y algunas semillas oleaginosas. Así evitará los picos de azúcar en sangre y el bajón de última hora de la mañana. ¡Se acabaron los retortijones de hambre a las 11 de la mañana!

Para un almuerzo saciante, crea un plato colorido a base de verduras crudas y/o cocidas, acompañadas de proteínas y grasas de calidad. Así evitará los problemas digestivos que dan ganas de echarse una siesta.

Y para la cena, elige alimentos fáciles de digerir, favoreciendo una vez más los alimentos vegetales y los ácidos grasos omega-3, que favorecen la relajación y el sueño.

Plato colorado

 ¿Y las frutas? Procure comerla fuera de las comidas para no sobrecargar la digestión. Por ejemplo, puede comerlas como aperitivo, 30-45 minutos antes de la comida.

Por último, manténgase hidratado bebiendo lo suficiente a lo largo del día.

2/ Cuide su sueño

El sueño es el principal generador de nuestra mente. Por eso es vital cuidar la calidad del sueño para evitar tensiones, estrés y fatiga, sobre todo con la llegada del nuevo curso escolar. Para dormir bien, le recomiendo :

– respetar el número de horas que necesite dormir (en general, se recomiendan de 7 a 8 horas por noche)

– acostarse en un ambiente tranquilo y agradable

– alejarse de las pantallas al menos 1 hora antes de dormirse

– tener un ritual para conciliar el sueño (beber infusiones, leer, escuchar música suave, hacer ejercicios de respiración, etc.).

Por último, si le falta sueño, pruebe con una microsiesta. Un máximo de 15 a 20 minutos es suficiente para compensar una deuda de sueño. No obstante, tenga cuidado de no sobrepasar los 30 minutos, ya que tendería a sentirse más cansado que antes de la siesta (explicaremos el mecanismo de este fenómeno en un próximo artículo).

3/ Practique una actividad deportiva regular

deportivo

No hay nada más eficaz que el deporte para despejarse y aliviar el estrés. Seleccione una actividad física que le guste, ya sea suave o intensa. De hecho, ¿por qué no aprovechar septiembre para probar nuevas disciplinas?

El deporte es un aliado esencial para mantenerse en forma y sano. Estimula la circulación del cuerpo y ayuda a respirar correctamente. ¡Así que a ponerse en movimiento mientras se pueda!

Y si tiene poco tiempo, ¡deje el coche en el garaje y practique ciclismo o marcha a pie en sus desplazamientos diarios!

4/ Aumente su energía con las plantas

La fitoterapia puede ayudarle a sobrellevar mejor este tiempo de vuelta al trabajo. Aquí tiene una selección de plantas llamadas “adaptógenas” que podrían convertirse en sus aliadas durante este periodo especialmente agitado:

Rhodiola: La reina de las plantas adaptógenas, la rhodiola potencia la capacidad del organismo para afrontar el cambio y el estrés. También estimula el rendimiento cognitivo y ayuda a combatir los síntomas de fatiga.

Ashwagandha: Planta medicinal con virtudes excepcionales, la ashwagandha ayuda al organismo a adaptarse a todas las situaciones. Mejora la energía, la resistencia mental, el sistema nervioso y la memoria.

Ginseng: Conocido por su efecto tónico general, el ginseng también posee interesantes propiedades estimulantes. Ayuda al organismo a responder a las agresiones y desequilibrios y a combatir el estrés y la fatiga.

Como siempre, te recomiendo que busques el consejo de un profesional de la salud para elegir las plantas más adecuadas para ti, en función de tu estado de salud y de los tratamientos actuales.

5/ Dedíquese tiempo a sí mismo

 

Ya sean 5 minutos al día, 2 horas a la semana o un día al mes, lo importante es dedicarse tiempo a uno mismo con regularidad. Unos minutos de meditación al día, un paseo en solitario por el campo, un día de compras…

Haz lo que le haga sentir bien y se sentirá más sereno y realizado. 

 

Esta vez, estará preparado para afrontar el inicio del nuevo curso escolar con buen humor y energía. Así que depende de usted… ¡Que tenga un buen comienzo de curso!

momento para si mismo
Micro-siesta: todo lo que hay que saber

Micro-siesta: todo lo que hay que saber

La micro-siesta, también conocida como flash nap o "power nap", es un verdadero estímulo para el organismo. Tiene muchos beneficios para el cuerpo, pero también para la mente: aumento de la productividad, mejora de la memoria, reducción del estrés... Aquí encontrará...

¿Cómo limitar el consumo de sal?

¿Cómo limitar el consumo de sal?

La sal es uno de los aditivos alimentarios más antiguos utilizados por la humanidad. Originalmente, se utilizaba como ingrediente básico para conservar la carne o el pescado. Hoy en día, se considera un ingrediente esencial en la cocina, para realzar el sabor de...